The Entrepooneur — En lo que no se debe transformar el CEO de un bioemprendimiento

1 minuto(s) de lectura

Y sí, es una parodia a la historia de Theranos contada en el excelente documental “The Inventor: Out for Blood in Silicon Valley” de HBO, donde al final vemos que una de las razones de todo lo que pasó con Elizabeth Holmes es una escalada sin control de ego y falta de cordura, por lo que aquí nace una pregunta, ¿Que pasa cuando hay demasiado ego en el emprendimiento?

Las respuestas que pueden salir de la historia de Elizabeth son algo como:

  1. La imagen del emprendedor es más importante, por lo que se transforma en el centro de todo. Incluso puede llegar a limites como cambiar el tono de voz en público para parecer “algo”.
  2. El producto o servicio al ser secundario se transforma en una constante y permanente promesa de revolución que cruza la linea de lo realmente posible.
  3. El negocio pierde el norte y se transforma en una visión tan magnánima que hace perder el sentido de la realidad.
  4. Dar charlas como si fueran conciertos de rock se transforma en el pan de cada día.

Y sin duda se suman muchas de las cosas sobre la fundadoritis de las que hablamos hace algún tiempo. A tí, ¿Se te ocurren más respuestas?

El verdadero rol del CEO

Entonces, queda claro que el ego no es para nada un aporte en el objetivo de crear y capturar valor. Lo que es necesario entender es que el rol del emprendedor que lidera un proyecto (aka “CEO”) no es hacer crecer su ego, si no que se debe centrar en 3 funciones fundamentales:

  1. Crear el mejor equipo para mover el proyecto o servicio hacia adelante, hacia el mercado.
  2. Crear los frameworks con los cuales las personas que forman parte del equipo puedan decidir sin necesitar al CEO en todo. Aquí se hace vital que esos frameworks incluyan la capacidad de medir, para que todos sepamos como vamos.
  3. Exigir más al equipo en relación a obtener las máximas capacidades de cada uno para que sean la base de la velocidad de avance y crecimiento.

En resumen, la clave esta en que el CEO de un emprendimiento se tiene que centrar en gestionar su equipo, ese es su verdadero rol.