Ya han pasado varios días desde nuestra última publicación, donde nos lanzamos con el censo bioemprendedor 2018 como una idea que pensamos resultaría de una forma muy distinta a lo que finalmente obtuvimos. Lamentablemente no llegamos a todo ustedes de forma potente y no logramos que nos acompañaran con sus respuestas. Hasta la fecha de corte que nos impusimos solo 14 personas contestaron nuestro Censo, lo que está lejos de ser representativo y por lo tanto lo consideramos un intento fallido, pero no el último.

No miento que nos desanimamos y quizás por eso perdimos el ritmo que veníamos mostrando en las historias y experiencias que estábamos compartiendo en este pequeño rincón de internet. Pero entonces llegó la epifanía, nos dimos cuenta que venimos del mundo de la ciencia donde todos sabemos que más del 99% de los experimentos no resultan como uno quiere, pero que igual te enseñan cosas. Y peor aún, somos amantes del mundo del emprendimiento, donde generalmente la idea inicial sufre una mutación de formas inimaginables cuando se enfrenta al mercado. Entonces la ecuación era clara, hicimos un experimento muy rígido que no pivoteó con el mercado. ¡Tarán! :smile:

Resultados de nuestro censo Bioemprendedor

  1. Al 16 de septiembre de 2018 recibimos 14 respuestas. Por lo tanto, no consideren estos resultados como algo representativo del estado actual del ecosistema, es solo nuestra primera aproximación la cual sin duda mejoraremos.
  2. En términos geográficos, el 100% de los censados es de Santiago.
  3. En términos de rangos de edad, el 21,4% tiene entre 23 y 26 años; el 21,45 tiene entre 27 y 30 años; el 28,6% tiene entre 31 y 33 años; el 7,1% tiene entre 34 y 36 años; el 7,1% tiene entre 37 y 39 años; el 7,1% entre 40 y 42 años; y el 7,1% entre 56 y 59 años.
  4. Un 37,5% tiene estudios universitarios, mientras que otro 37,5% tiene estudios de magíster. 2 personas tienen el grado de doctor.
  5. El 50% fundó un emprendimiento que hoy funciona, mientras que el 14,3% tiene una idea que planea convertir en un emprendimiento.
  6. La mayor parte de los equipos relacionados (64.3%) tienen entre 1 y 6 personas.
  7. Un 57,1% se financia por instrumentos públicos, además un 50% tiene aportes privados. Un 37,1% también cuenta con inversión propia.
  8. Un 37,5% era trabajador con contrato previo a relacionarse con el bioemprendimiento, mientras que un 49,9% era estudiante de pre o post-grado.
  9. El 50% de los encuestados ya había fracasado en un emprendimiento anterior.
  10. Entre los emprendimientos mas reconocidos se menciona a Phage Technologies (42,6%) y Andes Biotechnologies (14,2%); también se reconoce a NotCo, BabyBe, Crystal Lagoons, GeneProDX y Kaitek.
  11. Un 84.6% reconoce que tiene contacto regular diaria o semanalmente con otros bioemprendedores.
  12. Un 64,3% no cree que exista un entorno de financiamiento propicio para bioemprender en chile.
  13. Un 85,7% considera que no existe un organismo o institución que represente los intereses de los bioemprendedores chilenos, siendo solo mencionado CORFO y FIA.
  14. Respecto a la facilidad de bioemprender en Chile, de una escala de 1 (Imposible) a 7 (Facilidad total), el promedio de nota obtenido entre las respuestas es de 3.7, siendo la mediana la nota 4.
  15. El 87,5% considera que sí existen casos de éxito en Chile, siendo los más mencionados como tal: Phage Technologies, NotCo y Andes Biotechnologies.

Lo que aprendimos

En este contexto aprendimos algunas cosas que queremos dejar aquí para la posteridad:

  1. Ejecutar una iniciativa como esta requiere más que solo hacer público un formulario. Motivar a la gente a colaborar no es trivial, requiere sacarlos de su zona de confort y día a día. Colaborar suena muy bonito, pero es difícil si la contraparte es tan variada y disgregada. Por esto, tenemos que ser más fuertes en nuestro mensaje y generar instancias donde todos ustedes se sientan comprometidos. ¡Tenemos un nuevo compromiso!
  2. Para que se hagan una idea, entre el el 2 y el 16 de Septiembre de 2018 (Que fue el plazo inicial que dimos para el Censo), sabemos que 102 de ustedes visitaron la publicación donde les compartimos el formulario un total de 126 veces, de las cuales solo 16 se transformaron en ingresos al formulario y 14 en respuestas. Es decir, tuvimos una tasa de conversión de páginas vistas a respuestas del 11,1%. Eso nos lleva a pensar que no generamos mucho interés en sumarse a la iniciativa, lo que nos presenta un gran desafío para continuar congregando.
  3. Tuvimos muy buen feedback sobre lo importante y necesario qué eran este tipo de iniciativas y la necesidad que los bioemprendedores contaran con un espacio dedicado a sus problemáticas y necesidades. Esto nos refuerza nuestra idea inicial sobre este blog y nos obliga a seguir insistiendo en que es un espacio abierto a todos ustedes donde nos pueden colaborar con sus publicaciones.
  4. Gente muy dispuesta a ayudar nos entregó algunos datos de otras iniciativas de las cuales compartiremos algunos números pronto.
  5. Varias personas se nos acercaron para entender lo que estábamos intentando hacer y ofrecernos su desinteresada ayuda. No crean que no les vamos a cobrar la palabra.

¿Nos echamos a morir?

¡No! Lo queremos seguir intentando, construir una comunidad y compartir nuestras experiencias e historias con ustedes. Esta fue una pequeña piedra en el camino que recién comenzamos, pero ahora seguirnos con mas fuerza. En el futuro esperamos seguir sorprendiéndolos y liderando iniciativas que le sirvan a nuestro ecosistema. ¡Vamos a seguir creando!

Por el momento, les cuento que vamos a dejar abierto el formulario del Censo 2018 para que dé a poco ustedes se entusiasmen y dejen plasmados sus datos y realidades. Llamémoslo un ”Censo permanente” del que iremos publicando resultados de forma recurrente.

¡Quiero participar en el Censo Bioemprendedor 2018!

Nunca perderemos la esperanza de poder identificar al real ecosistema bioemprendedor de Chile, por lo que contamos con ustedes :wink: